¿Porqué es importante saber hablar idiomas?

Un turista “gringo” se pierde en pleno centro de un país de habla hispana.
Desesperado pregunta a un grupo de transeúntes “Sorry, do you speak English?”. Los señores se miran mutuamente asombrados y después de intercambiar algunas palabras uno de ellos le contesta “No. Sorri, No hablamos inglés” El turista insiste y le pregunta “Sprechen Sie Deutsch”? El asombro crece entre el grupo y luego de adivinar y especular en que idioma raro les estaría hablando el turista, otro contesta “¡No señor no espique eso!” Pero el turista no contento con la respuesta vuelve a la carga. Esta vez le toca el turno al francés:”Excuse moi, vous parléz francais?”Y esta vez lo único que obtiene como respuesta es un gesto con la mano que indica exactamente lo mismo que las dos respuestas anteriores.
Frustrado el turista se marcha cabizbajo y, tratando de hallar más suerte pregunta a un joven que se encuentra fumando un cigarrillo no muy lejos.
Entonces uno de los miembros del grupo comenta: “¡Has visto ese gringo”! “¡Cuantos idiomas habla”! y le responde otro: “¡Pues ya ves para lo que le sirvió!” Resuena una carcajada general y el grupo se retira entre jolgorio y risas.

More…

El que cree que aquí termina la historia se equivoca. Esta anécdota es un chiste que anduvo rondando la Web hace algún tiempo. Y si bien también yo pude cosechar no pocas carcajadas con el, lo hago con un ojo riendo y con otro llorando. Porque resulta que aquel joven, fumando el cigarrillo sí hablaba inglés, y finalmente resulta que acompaña al gringo a su hotel y a parte de su tarjeta de visita le entrega una buena propina por asistirlo en tan acuciante situación.
Años más tarde, ese joven se ha convertido en representante exclusivo de los productos que ese “gringo” tenía la intención de distribuir en el país. Lo que comenzó con una simple pregunta cambió su vida.
Eso no es un chiste. Es una verdad que está ocurriendo continuamente y no solamente en países de habla hispana. En el mundo entero.
Muchas veces las personas que comienzan a aprender a hablar un idioma no creen que eso realmente vaya a afectar sus vidas de forma positiva. Aún persiste la creencia que son las roscas y los contactos los que definen la suerte de cada uno de nosotros. Sin embargo hay muchos “gringos” que piensan de otra forma. Simplemente quieren conocer a personas de otro país sin mediar en el apellido, la clase social, los estudios y demás ingredientes del currículo oficial y extraoficial.
El gran impedimento es “el idioma”. ¿Como saber lo que pienso si no puedo expresarlo? ¿Como hacerme conocer si no tengo ninguna “plataforma” para hacerlo?
Otro de los mitos ampliamente divulgado es el de los “golpes de suerte”. Y quizás aquí me contradiga un poco, porque ese joven del relato arriba mencionado fue beneficiado con uno. Pero y aquí la pregunta del millón parecida a la de la gallina y el huevo (¿que viene antes?) ¿Que viene antes: el golpe de suerte y después las famosas “clases de inglés”, o primero las “clases de inglés” y después el golpe de suerte?
¡Sin embargo la pregunta está mal hecha! La pregunta correcta sería: ¿De que forma aumento las probabilidades de ser beneficiario de un “golpe de suerte”? Y aún voy más lejos, ¿existe la posibilidad de propiciarlos uno mismo?
Finalmente y si formulamos las preguntas correspondientes correctamente llegamos a la última pregunta, la más importante de todas. ¿Realmente quiero poder cambiar mi vida? ¿O simplemente dejo que las circunstancias me sigan arrastrando de acuerdo a sus antojos? Y si es así ¿por cuanto tiempo? Porque eso puede durar toda una vida.
Hagamos lo que hagamos, si no respondemos a esa pregunta fundamental mal podemos exigir que la vida nos cambie a nosotros de acuerdo con lo que nosotros creemos que es correcto y deseable.
Viéndolo desde un punto de vista alejado de nuestras penas y preocupaciones cotidianas es fácil: Just do it! Señala un famoso slogan en inglés..
¿A que no conocen la historia detrás de ese slogan?
Source: Free Online Articles from ArticlesBase.com
Acerca del autor:
www.rudolf-behrens-web.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Los comentarios están cerrados